Dirección de Bibliotecas y
Recursos de Información
Vicerrectoría Académica
Universidad de La Frontera

Directores de Bibliotecas de Universidades del CRUCH se reunieron en la UFRO

Estándares de calidad y los desafíos a los que se enfrentan las instituciones de educación superior del país, fueron parte del programa que abordó la Comisión Asesora de Directores de Bibliotecas del Consejo de Rectores (CABID) en su última reunión, que tuvo lugar en la Sede Pucón de la Universidad de La Frontera.

Según explicó el presidente de CABID y representante de la Universidad Católica del Norte, Sergio Arce, el encuentro abrió espacios de discusión sobre el rol de la biblioteca y la educación, analizando aspectos relacionados con la actualización de estándares de calidad, acreditación, libros electrónicos, uso de bases de datos, entre otros.

Arce señaló que las Bibliotecas de las universidades del CRUCH están posicionadas en un buen nivel en el contexto latinoamericano, tanto en acceso a recursos como en infraestructura. En cuanto a su rol en la formación de profesionales, el presidente del CABID destacó que están vinculadas al aprendizaje del estudiante, por lo que es necesario levantar competencias informacionales en ellos. “Estamos pasando de ser un reservorio de préstamos de libros, ya sean en papel o electrónicos, al uso desde el punto de vista de los usuarios”.

Por su parte, el director de Bibliotecas y Recursos de Información de la UFRO, Roberto Araya, valoró los avances alcanzados en el encuentro, entre ellos, “la conformación de consorcios para la adquisición de información electrónica, el reexamen de los estándares para las bibliotecas chilenas, y el importante espacio otorgado a la implementación de iniciativas de vinculación con el medio lideradas por estos estratégicos servicios de las universidades del Consejo de Rectores”.

Asimismo, Araya destacó que la reunión permitió conocer los proyectos de innovación que actualmente impulsan las bibliotecas del CRUCH y, en ese sentido, nuestra Universidad marcha a la cabeza con la ejecución del proyecto HA-TENEA, iniciativa que apuesta por la implementación de un hábitat tecnológico que promueva y mejore la enseñanza, el aprendizaje y la innovación en la formación profesional”.

Estándares

Uno de los ejes abordados fue el trabajo para la actualización de los estándares de calidad de las bibliotecas universitarias. Para ello, están reuniendo información sobre modelos que ya se han desarrollado en países con mayor avance en esta materia.

“La idea es que podamos trabajar algunos estándares parecidos a los que emplean las bibliotecas académicas americanas, donde no sólo se mide lo cuantitativo, sino también lo cualitativo, es decir, qué hago con ese volumen de información y si eso se refleja en un mejor aprendizaje de los estudiantes, en una mejor investigación, en mejores proyectos que ganen concursos, por ejemplo”, comentó Evelyn Didier, directora de Bibliotecas de la Pontificia U. Católica de Chile.

En ese sentido, Didier detalló que en su universidad se viene ejecutando un proyecto Fondecyt para observar cuál es el impacto que tiene el uso de los recursos de la biblioteca en el aprendizaje del estudiante, cuyos primeros resultados indican que hay una correlación entre la utilización de esta unidad y el desempeño del alumno; se trata de información relevante que, a su juicio, aporta a la mirada de calidad que el CABID quiere considerar en dichos estándares.